¡matrimonio = Muert!e

Mi marido ha muerto cuando yo tenía previsto que muriese. Cuando yo quería verlo muerto. No es que no lo hubiese deseado antes pero este ha sido un buen momento. Desde que le conozco, hace ya once largos y penosos años, no he tenido momentos duraderos de satisfacción a su lado. Tan sólo instantes tan efímeros como el vertiginoso desplazamiento de las estrellas fugaces en las noches de verano.

Muchas veces, cuando echaba un vistazo a nuestra relación, me preguntaba qué razón existía para que uno de los dos lamentara la posible e instantánea muerte del otro…..

No apto en internet …

Publicado por nuestra propia editorial “Malamarcha producciones”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s